Hay una foto que siempre he querido hacer, una de esas fotos prácticamente imposibles que no desisto en mi empeño de conseguir, ni lo haré mientras me quede un poco de energía en el cuerpo; es una fotografía de un arco iris, pero un arco iris lunar (Moonbow en inglés).

Es una foto casi imposible porque para hacerla no basta con tener lo obvio, una luna llena y agua de por medio, también se necesita una buena cámara ya que raramente este fenómeno es captado por el ojo humano por ser muy tenue. La diferencia con el arco iris de sol es que este es un reflejo directo, y el moonbow lo es indirecto mediante la luna.

Estos arco iris nocturnos son producto del paso de la luz de la luna a través de diminutas partículas de humedad, por lo que lo más habitual es encontrarlo en el entorno de grandes cascadas de agua. La receta, por tanto, para conseguirlo es obvia: largas exposiciones de la cámara, cielo totalmente despejado, mucha luz de Luna, ausencia total de luz artificial y el condimento esencial de una buena bruma en la base de una cascada.

Moonbow es un espacio para lo inédito, para los sueños, para las utopías, para los caminos difíciles, para la solidaridad y para todo aquello que nos ayude a entender este mundo cada vez más complejo, pero que, en esencia, no deja de ser tan simple como lo es el reflejo de un arco iris lunar.

En un mundo donde todo está globalizado y las grandes cuestiones enturbian los problemas -y sus soluciones- de la gente corriente, ante una realidad donde todo es grande y complejo, queremos contraponer el valor de lo pequeño y distinto, lo que nace de la realidad de cada comunidad.

Queremos trabajar con lo que surge de lo local; contribuir a solucionar pequeños problemas, los de las personas de a pie. Actuar desde esas cosas que en principio no arreglarán los problemas de la humanidad, que no acabarán con su pobreza, pero que solucionan los problemas en singular de las personas y de sus comunidades; esas pequeñas cosas que sumadas a otras muchas, igual de pequeñas, serán las que cambian su realidad cotidiana y las que pondrán en marcha los procesos que abran una ventana que nos recuerde que un mundo distinto es posible.

“Moonbow es lo pequeño, lo inédito, los sueños que nos ayudan a afrontar los grandes retos”.

Mujeres supervivientes

Carta a un adolescente ruso

Una historia de la frontera

Semilla para el Cambio

Casa Zulema

La tierra tiembla

El poder de los medios de comunicación

Las Ong’s y los vulnerables. La alianza de los perdedores

Las dimensiones de las tragedias humanas

@javpolo